mail

Suscribite a nuestro boletín

Un partido difícil de jugar

¿Te gustan las películas basadas en hechos reales? Te presentamos ¡A ganar! Un drama sobre la recuperación del equipo de voleibol femenino de West High de Iowa City luego de la muerte de su capitana, Caroline “line” Found.


La película está dirigida por Sean McNamara, quien ya nos tiene acostumbrados a este tipo de producciones con un gran mensaje alentador. Hoove y Soul surfer -la película de Bethany Hamilton– también son sus creaciones. Su experiencia y buena mano con este tipo de fórmulas cinematográficas hacen que sea una película bien lograda, aun cuando la historia es bastante predecible.

Está claro que la participación de Helen Hunt y de William Hurt, dos artistas con premios Oscar en su haber, es la mayor riqueza. El aporte de estos dos grandes le otorga a ¡A ganar! un equilibrio necesario para hacer que se destaque del resto de los filmes con tramas similares: un deporte, un sueño, una tragedia y la lucha por alcanzar el cumplimiento del sueño.

A ganar

Otro detalle que colabora a favor del film es el deporte en cuestión. Por lo general, las películas estadounidenses presentan al básquet o al fútbol americano. El vóley no está dentro de la agenda hollywoodense. La elección de esta disciplina genera un lazo de atracción hacia los espectadores, poco acostumbrados a una producción sobre vóley.

La historia es atractiva, aunque por momentos, predecible. ¡Vale la pena mirarla! Por los motivos antes mencionados y porque es un relato verídico, los cuales siempre nos dejan una enseñanza y nos inspiran. En especial, con el ejemplo del padre de Caroline, el doctor Ernie Found, en quien podemos observar la obra sanadora de Dios tras haber perdido a su hija y posteriormente a su esposa Ellyn, que padecía una enfermedad terminal.

Un breve recorrido


La historia comienza mostrando a Caroline como líder innata del equipo de vóley con el que lograron ganar el campeonato estatal el último año. “Line” es una chica divertida, impulsiva y llena de energía. Vive con su padre. Su mamá está internada por una enfermedad y los médicos no le dan esperanza de vida. Luego de la fiesta que organiza con su mejor amiga Kelley (Erin Moriarty), la protagonista conduce una moto y tiene un accidente que la lleva a la muerte.

La pérdida de la joven provocó que las integrantes de su equipo cayeran en una tristeza muy grande. Con el apoyo del padre de Caroline, Ernie (William Hurt) y la ayuda de la entrenadora Kathy (Helen Hunt), el equipo recobrará fuerzas. Kelley tomará el lugar de capitana en honor a su amiga y enfrentarán el desafío de volver pelear por un lugar en los juegos estatales.

El film está disponible en YouTube. ¡No dejes de disfrutarlo en familia!

Antonella De Lorenzo
Estudiante de la Licenciatura de Periodismo en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. Colabora en el grupo de Jóvenes de la iglesia Es tiempo de Dios de Ciudad Evita desempeñándose como líder de jóvenes.

Otras

CRISTIANAS