mail

Suscribite a nuestro boletín

Milu: La importancia de ayudar desde el corazón

Milu López es una chica de la ciudad de Buenos Aires, Argentina, que un día vio la necesidad y puso manos a la obra, sin contar con el respaldo de una ONG o un grupo de gente, ella junto a su padre inició una tarea de amor con una familia que lo necesita.

Arrancó en el mes de noviembre del año pasado cuando empezó a viajar a la ciudad de San Miguel a visitar una amiga y se cruzó a Johanna, una señora que estaba pidiendo plata junto a su hija Alma, debido a que su marido se había accidentado y estaba mal de salud para salir a trabajar, pero esa no iba a ser la primera vez que se verían “después, otro día y en otro horario, también me la volví a cruzar, en diferentes horarios, en diferentes días y así me pasó varias veces, en el tren que volvía, en el que se iba, hasta que un día dije ‘no es casualidad que me la cruce siempre'”, expresaba.

“Un día le empecé hablar y le dije que le quería ayudar en todo lo que está necesitando, que me dé una lista de todo lo que necesitaba”. A partir de ese momento Milu comenzó a juntar donaciones de plata para comida, lo cual le pareció más importante en ese momento y lo más rápido. Pero al tiempo, habiendo recibido buena respuesta de los donadores, empezó a enfocarse en juntar donaciones para todo tipo de necesidades de la familia. “Nunca me hubiese imaginado estar juntando plata para hacer un baño, primero fue la comida, después ropa, juguetes, cosas para el colegio y así fue como empezó”, comentaba Milu.

Milu se encuentra junto a su padre haciendo esto desde hace 10 meses y siempre se trató de la misma familia, lo que llamó la atención de varias personas. Ella y su padre llevan la palabra de Dios a esta familia y su objetivo no solo es asistir sino que ellos puedan salir adelante con lo que están recibiendo.

“Lo que más me mueve es poder ver un progreso en la familia, cómo pueden salir adelante, que no sea algo momentáneo sino que realmente sea algo que tenga continuidad en el tiempo para poder ver un progreso tanto en lo económico y en lo educacional”, explicaba Milu, ya que no solamente el dinero de las donaciones es destinado para alimentos y construcción sino que también pagan una profesora particular a los niños para que puedan aprender.

“Nuestro objetivo es que puedan salir adelante y no sólo que puedan tener comida para un rato sino que sea algo más integral”.

Milu López

Johanna, la madre de esta familia, y su esposo Víctor tienen 4 hijos, Alma, Kiara Jonathan y Ezequiel, pero con ellos viven seis hermanas y está la madre también y cada hermano tiene cuatro hijos, y viven en un espacio muy reducido todos juntos, y muchos niños están creciendo ahí. Es por eso que, al comienzo, Milu empezó a juntar donaciones para la construcción de un baño que ellos no tenían y después se abrió la posibilidad de que les vendan un cuarto que está pegado a donde viven ellos, por 15.000 pesos, y la solidaridad de la gente llegó a cubrirlo. 

“Mi idea principal ahora, con los recursos que tengo, es ayudar a esta familia. Ellos viven todos juntos, y están todos en las mismas condiciones, entonces la idea sería poder alcanzar a todas las personas que están viviendo en ese terreno para que puedan salir adelante, el tema es que también se complica un poco más porque muchos están metidos en la droga, entonces es como un ambiente más complicado como para poder ayudar con los recursos que tengo hoy en día, pero sí, obviamente la idea es ayudar a más personas”, comentó Milu.

En el video se puede ver el trabajo de Milu y su papá y a la familia agradecida por la ayuda

El plan de ahora es invertir en ellos para que compren mercadería y la puedan salir a revender o poner un puestito en un lugar y vender desde ahí. “En esta familia hay una conciencia de querer salir adelante, de querer cambiar y querer mejorar. Ellos estaban muy deprimidos, estaban muy mal y no podían mirar más allá. Johanna tiene un espíritu con mucha fuerza, como para salir adelante, para querer mejorar, así que básicamente ahora van a empezar a trabajar en eso ambos. En el tren ya no los dejan vender, pero sí tienen el deseo de empezar poniendo un puestito y vender. Yo apuesto por ellos porque sé que tienen esa voluntad de seguir adelante”, agregó Milu.

Ella entiende que claramente esto es de Dios “me doy cuenta de cómo Dios provee y de cómo está en todas las cosas porque no se juntan 200.000 pesos por Instagram así de la nada, por ejemplo, hay gente que me donó 30.000 pesos y no era gente que tiene mucha plata”, explicaba Milu, también ella aclara “Dios es quien pone el querer como el hacer pero también la fuerza porque no es fácil mantener en el tiempo algo así”.

Milu-La-importancia-de-ayudar-desde-el-corazón
En la imagen una de las niñas con una nueva estufa en sus manos.

No es la primera vez que Milu asiste a quienes lo necesitan, ella anteriormente había realizado un viaje misionero a África, también había trabajado en viajes misioneros dentro del país. Siempre estuvo metida en el tema de ayudar a los demás y llevar el mensaje de Cristo. Milu siente el llamado desde chica y la necesidad de moverse y hacer algo por los demás. “No me puedo quedar quieta”, expresa ella.

“Lo que estamos haciendo también es poder llevarles una palabra, que trabajamos y poder orar por ellos, y a veces se suman las hermanas y de a poquito parece una mini reunión y yo digo ‘¡guau! como que en un futuro me gustaría y sería una locura poder abrir una iglesia y ayudar a la gente, ¡me encantaría!’”, comparte Milu.

Milu y su padre compartiendo la palabra de Dios a la familia de Johanna

 “Si tengo tiempo para estar tirada con el celular, tengo tiempo para estar ayudando a alguien”.

Dice Milu

“Si tengo tiempo para andar publicando historias de Instagram sobre mí y otras cosas, también tengo tiempo para publicar cosas pidiendo plata para una buena causa. Por eso es importante pensar en qué estás invirtiendo tu tiempo y qué estas haciendo con aquel tiempo que tenés, porque no me lleva nada de tiempo publicar una historia mía o de otra pavada, y con ese mismo tiempo logras cosas mucho más grandes”, agrega Milu.

Milu-La-importancia-de-ayudar-desde-el-corazón
Colecta de alimentos con lo recaudado de las donaciones.

Cualquiera que quiera contribuir y ayudar económicamente con este proyecto puede hacerlo por Mercado Pago, por transferencia bancaria. Lo que está necesitando esta familia en estos momentos es ayuda para la construcción de la casa, conseguir algún mueble, mesa, una heladera, que no tienen, lo cual es bastante importante porque de esa manera pueden llevar comida, ya que casi siempre son alimentos no perecederos, cuando no es la situación deben comerse la comida en el día porque no pueden preservarla para el otro día. También se necesita pintar, comprarles una puerta, arreglar las ventanas porque tienen muchos agujeros.

De esta forma ellos podrían asistir a la familia de Johanna y a todos los niños que viven con ellos. Milu y su padre ponen su foco en los niños, más que nada en los hijos, hay mucha inversión en ellos. “Son súper solidarios, con la poca plata que tienen, una vez me hicieron un regalo como en agradecimiento, son personas muy agradecidas y con un corazón enorme y confío en que así como ellos recibieron, van a poder dar, aparte están recibiendo mucha palabra de Dios, mucho de la Biblia, y eso me encanta, obedecerla también. Y quieren hacer las cosas bien”, expresa Milu.

Milu-La-importancia-de-ayudar-desde-el-corazón
Una de las niñas mostrando sus calificaciones de lo trabajado con la maestra particular.

Ella comenzó esto sin el respaldo de nadie, vio la necesidad, fue y accionó; y expresa que fue instantáneo para ella, no pensó en otra cosa, “aproveché la facilidad que tenía para hablar y sola, la verdad es que no sé por qué, yo soy muy mandada, fue más un mover en el corazón”. Esta chica de 20 años es una demostración a toda la juventud de que la edad, la situación económica y el no contar con un equipo detrás no son impedimentos para llevar el amor de Dios, para asistir y llegar a quienes lo necesitan.

Rodrigo Acosta
Músico, productor y compositor argentino. Forma parte de la banda Fila 9 desde el año 2016 como bajista y segunda voz. Llevando el mensaje de Cristo a través de la música a diversas iglesias, congresos, espacios musicales y campañas dentro y fuera del país. Actualmente se encuentra estudiando la carrera de licenciatura en música. Es egresado con el título de bachiller con capacitación en periodismo y medios de comunicación social, lo cual le ha influenciado en su carrera como músico, viendo a la música como un medio, un lenguaje, con el cual comunicar el evangelio.

Otras

CRISTIANAS