mail

Suscribite a nuestro boletín

La ayuda de las iglesias ante las inundaciones en Europa

Los países occidentales atravesaron un tiempo con lluvias extremas que inundaron las ciudades, provocaron daños materiales, personas desaparecidas y fallecidas.

Los expertos atribuyen las inusuales tormentas al calentamiento global. Los países que más daños tuvieron fueron Bélgica y Alemania, como así también Suiza, Luxemburgo y Holanda, un hecho en el que se registró que fallecieron 194 personas. Desde las iglesias, los líderes cristianos incentivan a la comunidad a orar y colaborar con los lugares que aún se encuentran en grave estado.

El jefe de la Oficina de Prensa y Comunicación de la Asociación de la Iglesia Protestante de Colonia, Sammy Wintersohl, afirmó que en la ciudad alemana de Erftstadt los voluntarios de los templos ayudan a los equipos de rescate y atendiendo a las víctimas de las inundaciones. “Las congregaciones están ayudando donde pueden. La situación sobre el terreno no está clara”, revelo el líder.

Los templos de esta ciudad también prepararon sus instalaciones para brindar alimento a los trabajadores de los equipos de emergencias. A su vez, los creyentes que pudieron establecer su hogar brindan alojamiento. Además, los jóvenes de las iglesias organizaron grupos para sacar el agua de varias casas afectadas.

Pueblo alemán Erfstadt-Blessem, a 40 kilómetros de Colonia, donde se provocó un deslizamiento de tierra por las inundaciones, una de las zonas más afectadas. Crédito:

El presidente alemán de la Iglesia Protestante en Renania, Thorsten Latzel, oró junto a su equipo por las personas que sufrieron daños en sus hogares y así también por los bomberos y voluntarios que ayudan en esta situación. “Junto con muchos otros, oro por los afectados y quienes están ayudando. Al mismo tiempo, estoy agradecido por la ayuda que ahora se está brindando de una manera muy práctica en nuestras comunidades e iglesias”, revelo el pastor.

Latzel también visito a unos jóvenes de Dom-Esch, un distrito alemán en el que crearon un campamento para personas sin un lugar para quedarse y brindan donaciones, desde abrigos hasta alimentos diarios. Además, la biblioteca de ese vecindario junto con colaboradores transformó el lugar en un espacio de atención y emergencia.

En las ciudades alemanas de Renania-Palatinado y Renania del Norte-Westfalia (RNW) las lluvias finalizaron, pero la preocupación creció en la región sureña de Alta Bavaria, ya que el fin de semana hubo crecidas de ríos y quebradas. Mientras que en Austria los trabajadores de emergencia se mantienen en alerta.

El Centro Nacional de Crisis de Bélgica informó el domingo que la situación mejora gradualmente en todo el país y que las áreas afectadas por las inundaciones están fuera de peligro inminente. Por lo que en el comunicado expresaron que “las operaciones de rescate han concluido, pero las operaciones de búsqueda aún están en curso en varias áreas”.

Lucía García
Lic. Comunicadora Social y Periodista (UNLaM). Redactora y Prensa. Locución y producción de Vibra Podcast. Comunicación empresarial.

Otras

CRISTIANAS