mail

Suscribite a nuestro boletín

Investigadores descubren datos históricos sobre Sodoma y Gomorra

Científicos de Jordania descubrieron evidencias de un meteoro gigante que explotó en la atmósfera hace casi 4.000 años y que podría explicar la historia bíblica del Antiguo Testamento.

Los investigadores publicaron en la revista Nature un informe donde se afirma que un “evento catastrófico muy inusual” ocurrió hace 3.600 años por encima de Tell el-Hammam, Jordania, que dejó una “capa de destrucción rica en carbón” en el suelo. Al menos 50.000 personas vivían en él y sus alrededores en ese momento, estiman los científicos.

Este suceso habría provocado la caída de fuego del cielo, habría acabado con la vida de los habitantes de la ciudad y dejado la región inhabitable durante siglos debido al exceso de sal, según la publicación de Nature. Además, los investigadores dicen que este evento habría sido incluso más poderoso que la explosión de 1908 sobre Tunguska, Rusia, que detonó con 1.000 veces la potencia de la bomba atómica de Hiroshima. Habría “demolido y pulverizado muros de adobe en toda la ciudad, nivelando el suelo y causando una gran mortalidad humana”, dice el estudio.

Imagen ilustrativa de meteorito cayendo en la tierra

Según la Biblia, en Génesis 19 se cuenta que Dios destruyó Sodoma y Gomorra haciendo llover “azufre ardiente”. Al día siguiente, Abraham miró la región y “vio un denso humo que se elevaba de la tierra, como el humo de un horno”, dice el relato bíblico.

“Así derribó esas ciudades y toda la llanura, destruyendo a todos los que vivían en las ciudades, y también la vegetación de la tierra”,

Génesis 19:25.

También la Palabra de Dios relata que la esposa de Lot miró hacia atrás y “se convirtió en una columna de sal”, según Génesis 19:26. A pesar de las precisiones del informe, un defecto de la teoría podría ser la fecha del evento. Los científicos estiman que la explosión tuvo lugar en 1650 a.C. Expertos bíblicos creen que Abraham vivió varios siglos antes de eso. 

Esta investigación despertó el interés y opinión entre la comunidad científica cristiana, como es el caso del ministerio cristiano Respuestas en Génesis, el cual expresó previamente su escepticismo sobre Tell el-Hammam como un posible sitio.

Los científicos dicen que su artículo no se relaciona con la edad o la ubicación de Sodoma, aunque sí coincidieron en que los paralelos son sorprendentes, ya que la ciudad habría sido “quemada” y “derretida”, dicen.

“La descripción en Génesis de la destrucción de un centro urbano en el área del mar Muerto es consistente con el relato de un testigo ocular de un estallido de aire cósmico, por ejemplo, piedras cayeron del cielo, el fuego descendió del cielo, se elevó un humo espeso, una ciudad importante fue devastada, los habitantes de la ciudad fueron asesinados y los cultivos de la zona fueron destruidos”, escriben los científicos.

Dan McLaughlin, escritor del National Review, señaló que “no sería lo primero en Génesis en ser consistente con la evidencia histórica sin ser probado por tal evidencia”.

Dan McLaughlin

“Conectar los dos implica inevitablemente una cierta cantidad de fe. Pero ciertamente, si el Señor tuviera la intención de destruir una ciudad de un solo golpe, una explosión atmosférica de un meteoro al estilo de Tunguska sería la forma más eficiente de hacerlo dentro de los parámetros explicables por la ciencia moderna”, escribió McLaughlin. “El hecho de que cualquiera que mire hacia atrás y regrese al sitio lo encuentra inhabitable durante siglos debido a un exceso de sal parece un detalle particularmente apropiado”, agregó el escritor.

Redacción
La Corriente es una plataforma de contenidos digitales creados para informarte, edificarte y entretenerte. Nos proponemos difundir y promover la fe y la cultura cristiana al mundo.

Otras

CRISTIANAS