mail

Suscribite a nuestro boletín

El poder de evangelizar con herramientas audiovisuales

Cristo nos dejó claro en sus palabras que el Reino de Dios se ha acercado; y en los cristianos dejó la tarea de anunciar su reino, hacer discípulos y bautizar en el nombre del Padre, del Hijo y el Espíritu Santo. Y es precisamente el modelo de Cristo al que podemos remitirnos para ver cómo podemos anunciar el reino de Dios hoy. 

Jesús por medio de parábolas describía, y creativamente usaba figuras literarias, para anunciar el reino de Dios y explicar a sus discípulos en qué consistía ese reino que no es de este mundo.

Hoy, la sociedad global está sumergida en una sobreoferta de información, y cualquier individuo puede crear y difundir contenidos por medio de muchos canales de comunicación. Esto supone una oportunidad maravillosa para dar a conocer el mensaje del amor de Dios, más allá de oponernos a esta tendencia, pues la responsabilidad de anunciar el reino no ha cambiado para nosotros como cristianos.

Tampoco ha cambiado la palabra de Dios; es la misma ayer, de hoy y lo será por siempre. Teniendo a la mano el mensaje debemos ser creativos en las maneras de compartirlo al mundo.

Otra cosa que no ha cambiado es el interés del público por conocer nuevas historias. Consumimos relatos todo el tiempo: en las noticias, con los amigos, en el cine, en Instagram, Facebook, Netflix, en clases, etc. La raza humana está hecha de historias. 

evangelio-audiovisual

El interés audiovisual

Específicamente la narración audiovisual, que abarca desde un reel de Instagram de 15 segundos hasta un largometraje en cine de 120 minutos, es una herramienta fantástica, con mucha difusión y toda la posibilidad de ser creativos para compartir el Evangelio.

Con contenidos audiovisuales podemos edificar al cuerpo de Cristo en múltiples plataformas, pero también podemos crear historias que cuenten el amor de Dios a todo público, que sirvan para iniciar conversaciones espirituales entre cristianos y amigos que no conocen a Cristo; o pueden llevar de manera creativa el mensaje directamente.

La iglesia puede hoy pensar en estimular a quienes desean compartir creativamente, manteniendo la esencia del Evangelio, pero con mensajes relevantes y actuales. Para eso es importante tener en cuenta varias pautas:

Lo primero es identificar el público. Al querer alcanzar a una audiencia específica de alguna región, edad, género, es importante conocer los contenidos que consumen, las historias que frecuentan, y procurar crear pensando en sus intereses y conocimientos. Cómo podemos trazar una ruta que les ayude a conocer la palabra de Dios, a atraerles a encontrar a quienes tenemos el mensaje y lograr un contacto directo desde las plataformas digitales al contacto personal.

También es importante estar preparados, aprender a ser excelentes en la creación de los contenidos, porque cada vez es más exigente el público respecto a las historias y a la calidad de la producción de esas historias. Hay que capacitar al cuerpo de Cristo, aprender a crear audiovisualmente no sólo para el mensaje dentro de la iglesia, sino hacia afuera también. Una escuela de cortometrajes, en la que se aprenden las nociones básicas, es una excelente idea, ver cine y conocer la lógica y el lenguaje audiovisual.

Pensar muy bien las ideas y saber cómo escribir un guión, producir una pieza audiovisual, editarla y distribuirla. Y capacitar a los estudiantes y profesionales en el campo artístico a recordar que tienen un espacio y misión como parte de la iglesia.  

También debemos conocer muy bien el mensaje para poder enseñarlo. Del mismo modo que es necesario prepararse para exponer la palabra de Dios a la iglesia, es necesario conocer muy bien la Biblia, como fundamento de nuestro mensaje para saber narrar sabiamente. Pero por sobre todas las cosas es necesario consagrar este trabajo al Espíritu Santo. 

evangelio-audiovisual

Ser creativos

La creatividad es un asunto que le interesa a Dios. En Éxodo 35: 30-35 se cuenta la historia de Bezalel y Aholiab, dos hombres elegidos por Dios para liderar la construcción del tabernáculo de Dios en medio del campamento de Israel. Ellos eran hombres diestros para las artes necesarias en el proyecto de Dios de habitar en medio de su pueblo. Fue Dios mismo quien los dotó de su Espíritu, destreza, inteligencia y capacidad creativa. 

Hoy también Dios prepara a su pueblo para su proyecto de difusión del reino, para el discipulado, para el evangelio. Dios dota a su iglesia de su Espíritu, de destreza, inteligencia y capacidad creativa para alcanzar el corazón de millones de personas con su mensaje de amor. Debemos ser creativos.

Recordemos a Pablo en Atenas (Hechos 17), que aprovechó la religiosidad y curiosidad de los griegos y les predicó sobre ese Dios no conocido en el areópago, y algunos creyeron. Hoy podemos acercarnos a las personas a partir de sus experiencias, ser creativos y testificar de Cristo, en el poder del Espíritu Santo, dejando los resultados a Dios.

Sobre los autores

evangelio-audiovisual

Cristian Pastor y Luz Manosalva son una pareja de esposos colombianos. Profesionales en comunicación, dedicados a la docencia universitaria en comunicación audiovisual, periodismo y literatura. Actualmente dirigen su productora Coco Comunicaciones, y son misioneros en Cru Colombia y Latinoamérica, comprometidos con la exposición de la palabra y la creación de herramientas digitales y audiovisuales para el evangelio.

CRU
Somos Campus Crusade for Christ International (ahora conocida también como Cru). Fundada por Bill y Vonette Bright en 1951 en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Dios los guió a ver el valor estratégico de los estudiantes universitarios para ayudar en el cumplimiento de La Gran Comisión. Hoy más de 25,000 coordinadores sirven con este ministerio alrededor del mundo.

Otras

CRISTIANAS